UTILIZAMOS COOKIES PROPIAS.
Para mejorar nuestros servicios y personalizar contenido, estas son de obligada aceptación para poder garantizar un correcto funcionamiento de la web.

COOKIES DE TERCEROS
Con finalidad analítica.
Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Para obtener más información sobre el uso de las cookies, configuración, origen, sus finalidades y sus derechos, acceda a nuestra Política de cookies

Para aceptar su uso puede hacer click en el botón

ACEPTAR TODAS

Si usted no está de acuerdo con alguna de estas, PUEDE CAMBIAR SUS PREFERENCIAS:

RECHAZAR SOLO COOKIES DE TERCEROS
RECHAZAR TODAS

Blog Viajes Eurotrip Bidaiak: Viaje en Grupo a Myanmar 2019

Ver todos los post

"Viaje en Grupo a Myanmar 2019"

0

Mingalabar!!!!! Ya hemos vuelto de nuestro precioso viaje por Myanmar (Birmania), y como soy muy mala, os lo voy a contar para poneros los dientes largos.

Muchas veces en la agencia, cuando nombro el país, hay personas que me dicen "Mucho monasterio, no?". Sí, lo hay, no os voy a mentir, pero sentaos y prestad atención.

Los templos, monasterios, y pagodas, haciendo una criba y sabiéndolos elegir, son muy diferentes unos de otros: los hay de ladrillo rojizo; cubiertos de pan de oro; monasterios antiquísimos con un trabajo increíble en madera de teca; de un blanco reluciente; grandes; pequeños... Hemos hecho un recorrido muy variado y completo por el país:

Comenzamos por Yangon, la que fue la capital hasta el 2005 (ahora lo es Naipyidó). Yangon es muy desconocida para mucha gente. Es típica gran ciudad asiática, caótica en cuanto al tráfico (aunque en ésta, las motos están prohibidas por todos los accidentes que hubo hace años), y con muchísima vida callejera (vendedores ambulantes, restaurancitos, gente comiendo en la calle, etc), que a mí me encanta.

Pero sus visitas no consisten sólo en la Pagoda Sule, la Shwedagon, y el mercado Bogyoke. En nuestro viaje hicimos, además, un recorrido precioso en el tren circular de la ciudad, sin turistas, mezclándonos con la gente local. Es un tren viejito, en el que constantemente sube y baja gente: familias, monjas, monjes, vendedores ambulantes (desde huevos y saltamontes a gafas de sol)..., y al bajar, dimos una vuelta en trishaw (una bici con un sidecar), que nos metió por un montón de callejuelas estrechas y mercados.

De Yangon nos fuimos en vuelo a Mandalay, hacia el norte. Mandalay, sobre todo la utilizamos como cuartel general, para desde aquí, hacer excursiones diurnas maravillosas, como Mingún, Amarapura, el puente U Bein (os sonará más el puente de teca más largo del mundo), la isla de Inwa (Ava)...

De Mandalay, seguimos nuestro recorrido por carretera hasta Bagan, una de las joyas del viaje. Fue un recorrido de unas 4 horas y media, incluyendo dos paradas; una de ellas en el mercado de Pakokku, ya cerca de Bagan.

Bagan fue la antigua capital durante varios reinados, y este año, la UNESCO, la nombró Patrimonio de la Humanidad. Aquí sí que hay templos y pagodas mires por donde mires, pero rodeados de vegetación, y es una panorámica maravillosa. El pueblito, además, es muy simpático. Fue aquí donde intentamos volar en globo al amanecer, sobre todas las pagodas, pero por el viento, nos fue imposible.

De Bagan, a unas 2 horas, llegamos a Popa, otra de las joyas de la corona. Aquí pasamos una noche, en un hotel maravilloso con una vista increíble al Monte Popa. Lo bonito de este lugar no es subir a la cima (777 escalones irregulares llenos de heces y orina de monos), sino verlo todo desde abajo (y desde las habitaciones y piscina del hotel).

Seguimos nuestro viaje hasta Kalaw, donde pasamos una noche antes de continuar a Inle, y donde visitamos la Cueva de Pindaya, con 8000 estatuas de Budha. Una cueva preciosa que merece la pena ser visitada.

Y llegamos al Lago Inle. Sólo os digo que la gente no se quería volver (yo tampoco). Aquí estuvimos 3 noches, recorriendo el lago en lanchas y canoas, visitando aldeas, mercados; descansando, ya que es un remanso de paz; viendo cómo pescan los pescadores mientras reman con una pierna; recorriendo todos los cultivos flotantes (por cierto, tienen un tomate de morirse de rico). Y aquí, además, es donde 10 afortunados de los 20 que estábamos apuntados al vuelo en globo, pudieron hacerlo.

La gastronomía es rica y variada (muchas verduras, arroz, pollo, cerdo, ternera, pescado, sopas...). La hotelería, buenísima. La gente adorable. El guía..., sin palabras. Nos enamoró a todos desde el primer momento.

Es un país muy rico: tiene rubíes, jade, oro, plata, petróleo, ganado, cultivos de todo tipo. Esperemos que poco a poco, les dejen ir creciendo, que lo harán seguro, porque es gente buena, trabajadora, y se ayudan constantemente los unos a los otros.

¿A que os va gustando?, si queréis saber más..., venid a vernos!!

Un abrazo,

Marta Vidaor -  Viajes EUROTRIP

AQUÍ PUEDES COMPARTIR TUS COMENTARIOS SOBRE ESTE POST

He leído y acepto la Política de Privacidad.