BLOG

Nuestros destinos y viajes desde otro punto de vista, tal y como lo vivimos nosotras.

NAVEGANDO EL MEKONG

Si os preguntase cómo describir la expresión "sensación de paz", ¿qué me diríais?. Os doy mi versión.

Sentáos cómodamente y cerrad los ojos. Imaginaos por un momento en la cubierta de este barco, apoyados en la barandilla, viendo cómo cae el sol sobre las orillas del Mekong. Oliendo ese aire cálido asiático que tanto me gusta, mezcla de selva, tierra, agua, frutas, especias... 

Un ambiente sofisticado que combina elementos clásicos y modernos. Sus 20 amplias suites con aire acondicionado, cuentan con ventanas panorámicas que ofrecen unas vistas espectaculares del cambiante paisaje del río. Por no hablar de la comida a bordo, un deleite para el paladar y una experiencia culinaria cinco estrellas, a cargo del gran chef consultor David Thompson, uno de los top chefs especializado en gastronomía del Sudeste Asiático, y ganador de estrella Michelin.

La vida a bordo es relajada, pero combinan siempre el relax con excursiones. Ofrecen visitas guiadas dos veces al día en lanchas privadas; además de "aventuras" en kayaks y bicicletas, para explorar en profundidad cada destino, y acercarnos más a la vida en el río y sus alrededores.

Muchos de vosotros me diréis "pero ya conocemos Vietnam y Camboya". No pasa nada. Este barco va, en su versión más larga, desde Ho Chi Minh (sur de Vietnam) hasta Siem Reap (Camboya) o viceversa, y dura 7 noches. Pero también hay otras opciones de 3 y 4 noches, viajando de Ho Chi Minh a Phon Penh o a la inversa.

Desde Phon Penh, por ejemplo, podéis visitar luego Battambang. Una ciudad muy tranquila y pintoresca. Sus edificios de la época colonial francesa se encuentran repartidos por calles estrechas, incluyendo el barrio peatonal en torno al mercado, donde las galerías de arte, cafeterías, tiendas y bares ocupan los viejos locales, y las pagodas se alinean en torno al río.
Y aunque sea una de las ciudades más grandes de Camboya, la sensación es de estar en un pueblo que se echa a dormir temprano.

Como colofón, podéis terminar en playa en Sihanoukville, o en las cercanas islas de Koh Rong y Koh Rong Samloem, más tranquilas que Sihanoukville.

Esta es una de mis versiones de "sensación de paz". Como veis, podéis hacer tranquilamente un nuevo recorrido dentro de países que podáis conocer ya, o intercalar este maravilloso crucero en un viaje completo por ambos países.

Además, el equipo de Aqua Expeditions, mima muchísimo a nuestros clientes, con un servicio exquisito. Con deciros que tienen un exclusivo ratio de tripulación-pasajero 1:1... Vamos, una atención personalizada inigualable!!!

Si os gusta y queréis más información, venid a vernos.

www.viajeseurotrip.es

Un abrazo,

Marta Vidaor

 

 

DEJA UN COMENTARIO

* VERIFICACIÓN DE SEGURIDAD, ESCRIBE EL TEXTO CAPTCHA Image

(*Campos obligatorios)